X

Entrevistas

ÁLVARO JIMÉNEZ SEMINARIO, PRESIDENTE DE CHILENUT: CHILE, EL NUEVO GRAN PLAYER EN EL MERCADO DE LAS NUECES

“Asegura que las mejores tierras para el cultivo están entre Talca y Los Ángeles, no sólo por la disponibilidad de tierra y de agua, sino porque los huertos de esa zona son un potencial extraordinario de rendimiento”

Con 43 mil hectáreas de plantaciones de nogales, la nuez se ha transformado en la segunda fruta más plantada en Chile, después de la uva de mesa. Ha tenido un crecimiento exponencial:  3.000 hectáreas anuales se han sumado en los últimos años. Se espera que esta temporada produzcamos  90 mil toneladas de nueces y con ese volumen debemos salir a abrir nuevos mercados, ya no podemos seguir la ruta del líder: Estados Unidos, y esa es una de las prioridades de Álvaro Jiménez Seminario,  quien desde hace seis meses  es el Presidente de Chilenut, gremio que reúne, al menos, el 80% de los productores de nueces del país.  Y que él sea el timonel de esta entidad no es casualidad: Álvaro Jiménez es  uno de los mayores productores de nueces de Chile con 500 hectáreas entre Maule Sur y Bío Bío. Conoce del cultivo, sabe de su comercialización y habla con la pasión de quien quiere que el nogal y Chile tengan  mucho más éxito del que ya ha tenido. Sabe que se viene una tremenda producción,  que en un par de años tendremos 180 mil toneladas de nueces, de las cuales Chile consume sólo 5 mil. Conoce las cifras y porcentajes del cultivo. Nuestra producción se exporta toda y, hasta la fecha, las nueces chilenas se han caracterizado y valorado con un sobreprecio por su calidad y frescura. Pero tenemos que lograr que el mundo tenga presente que Chile ofrece nueces cuando nadie más tiene, que somos el único país que produce en el Hemisferio Sur, que es mucho mejor una nuez fresca y de calidad que una de la temporada pasada.

A UNIFICAR EL GREMIO

Álvaro Jiménez comenzó con el cultivo de nogales hace 10 años. Partió con 100 hectáreas y como el negocio se dio bien, creció hasta llegar a las 500 que hoy tiene.  Como buen Ingeniero Civil, Jiménez analizó el fundamento de negocio y se dio cuenta que los precios eran buenos, la producción la que se esperaba y la demanda alta.   “La rentabilidad  fue extraordinaria, en una temporada llegó a costar US$ 5  el kilo, pero con  US$ 2,5 ya era un buen negocio y era un cultivo que permitía tener superficies considerables, a diferencia del cerezo o el arándano”.

Hace seis meses que asumió la presidencia de Chilenut, ¿Cuáles son los desafíos de esta nueva gestión?

La razón por la que ingresé a Chilenut y asumí el cargo fue porque con más de 43 mil hectáreas, tenemos que realizar un tremendo trabajo para buscar nuevos mercados y entregar esta montaña de nueces que se nos viene por delante. Yo entré con dos grandes objetivos. Primero, invitar a participar al mayor número de agricultores a Chilenut porque solamente con un gremio fuerte, con una cantidad importante de integrantes vamos a lograr tener ayuda desde las esferas gubernamentales o distintos  organismos para que nos permitan marquetear y prospectar nuevos mercados para los volúmenes de frutas que tendremos. Lo segundo, fue unificar a los exportadores que integran la Chilean WallNut Comission y los productores de Chilenut,  porque al fin de cuentas hay muchos productores que también exportan y muchos de los exportadores que tienen huertos y son productores. No tenía sentido estar separados, desunía,  faltaba masa crítica para prospectar mercados, para obtener ofertas interesantes, para coordinar embarques, para intercambiar información. Era muy limitado tener dos asociaciones haciendo lo mismo, había que unirse y juntar fuerzas para ser más eficientes en el uso de recursos.

¿Y por qué  no había sucedido?

Probablemente por algunas diferencias de estilos entre ambos grupos, más bien diferencias de forma que de fondo. Hoy  Chilenut, cuenta con 250 socios y juntos representamos más el 80% de la producción y más del 90% de las exportaciones.

MEJOR PRECIO

¿Cómo se visualiza el precio de la nuez para esta temporada?

Pese a que la producción chilena aumentó más del 30% y vamos a sacar más de 90 mil toneladas, pensamos que el precio va a estar al menos un 20 a 25% más alto que el año pasado. La razón es que la baja del precio de los años anteriores, provocó  importantes aumentos de consumo en los distintos mercados, entonces pese a las altas producciones, los inventarios o stocks son bajos porque rápidamente se incorporó y el consumo se expandió mucho.

¿Calidad o volumen? ¿Cuál debería ser la prioridad en un productor?

Cuando Chile era un productor pequeño siempre tuvo un reconocimiento por su calidad y frescura y fue valorado con un buen sobreprecio, normalmente nuestra nuez se cotiza hasta un 10% más alto que la norteamericana. Yo creo que la calidad no se debe abandonar, no obstante con los volúmenes que tiene Chile va a haber mucha producción que se va a destinar a la  industria panificadora, y no necesariamente a la de decoración como sucedía hasta ahora porque nuestras nueces son más blancas, más bonitas o están más enteras, pero hay muchos usos industriales, y ese es un gran nicho al que debemos apuntar porque dado el volumen que vamos a tener es imposible pensar que nuestro producto se va a ir solo  al mercado selecto.

LA SEGUNDA FRUTA MÁS PLANTADA

Si la segunda fruta en cantidad de hectáreas plantadas en Chile es la nuez, después de las uvas de mesas, ¿por qué razón suenan tan poco y siempre se habla de los berries como negocio? ¿Nos falta cultura, y conocimiento respecto a los frutos secos?

Se han plantado 3.000 hectáreas anuales en los últimos años, y estas plantaciones demoran hasta seis años en entrar en producción, entonces la gente no se ha dado cuenta de los volúmenes que estamos alcanzando. La verdad ha sido impresionante, desbancó a la manzana en cantidad de hectáreas, y aún no llegamos a los volúmenes que vamos a producir. Deberíamos duplicar las 90 mil toneladas que tenemos este año, y llegar a unas 180 mil toneladas.

¿A qué mercados deberíamos apuntar y cómo podemos diversificarnos?

El mercado tradicional de Chile ha sido Europa que tiene buenos precios, pero no crece   a la misma velocidad que nuestra producción. El mercado turco, en tanto, fue el que nos permitió crecer en nuestra producción de las 25 a las 75 mil toneladas, sin embargo hoy no va a bastar para nuestros volúmenes. Hay mercados que están siendo muy atractivos como Marruecos que ha aumentado su consumo de 20 toneladas anuales a 4.000 toneladas en un año, entonces hay un salto gigante de compra. La India, un mercado gigante al que Chile  no podía entrar por restricciones sanitarias de procesamiento, pero que hoy sí tenemos acceso.

Entonces hay mercado en Europa, Medio y Lejano Oriente y es un hecho que Estados Unidos es el mayor exportador de nueces del mundo, pero ahora aparece nuevo gran player en el escenario que es Chile, “cuando uno piensa que EE.UU. alcanza alrededor de 650 mil toneladas de producción y nosotros vamos a llegar a cerca de 200 mil toneladas, pero EE.UU. exporta 300 mil toneladas, porque la mitad de su producción la consume, entonces no hay una diferencia tan abismante entre nosotros y ellos”, agrega Álvaro.

VALOR AGREGADO ES LA CALIDAD

agregado a nuestro fruto?

Chile exporta dos grandes productos: nueces con cáscara y sin cáscara. El valor agregado que tenemos que darle a la nuez con cáscara es llegar al mercado turco o chino con el mejor fruto posible, con el mejor color y con el mejor proceso de secado y aprovechar que ellos tienen mano de obra barata para comprarnos el fruto y sacarle la cáscara. Darle valor a la nuez con cáscara implica procesar de mejor forma, secar más rápido con mejores equipo y a la temperatura adecuada, eso el  mercado lo va a premiar con un buen precio. Ahora en las nueces sin cáscara hay dos familias: la familia de los frutos partidos a mano que siempre fue un gran nicho del mercado de Chile  porque se podía pagar, sin embargo, es un volumen de un mercado acotado  porque es caro.  Y la otra,  es el fruto partido con máquina donde claramente hay inversiones que hacer, hoy hay líneas automatizadas espectaculares, principalmente de  EE.UU. con un valor de  dos a tres millones de dólares y en ese nicho tenemos que tener fruta fresca bien secada y bien procesada. El valor agregado está dado por la mejor calidad de procesamiento del fruto.

Competencia mundial, ¿Qué debe preocuparnos?

Tenemos que lograr que el mercado tenga siempre presente que Chile ofrece fruta en contra estación y con fruta fresca cuando ya los otros productores ya no tienen.  Lograr que tengan en la mente que somos una alternativa, porque somos el único productor relevante del Hemisferio Sur, entonces tenemos esa ventaja y mucho ganado.

¿Cuáles son las ventajas comparativas de la Región del Bío Bío para el cultivo de nogales?

Yo tengo campo en el Bío Bío y en el Maule, las ventajas están dadas por la disponibilidad de tierras y de agua y una tremenda productividad, porque sorprende el  tremendo potencial de producción que tiene la zona centro sur y me atrevería a decir que las mejores zonas de Chile están probablemente desde Talca al sur hasta Los Ángeles.  El gran problema de esa zona es que hay peste negra y pega fuerte si uno se descuida. Ahora la cosecha es otro riesgo, porque no podemos obviar que en abril llueve y hay que estar preparado para esa situación con los secadores e infraestructura que se necesita.

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *