X

Entrevistas

ANDRÉS FRANCE, FITOPATÓLOGO DEl INIA: HAY ENFERMEDADES EN LOS ARÁNDANOS QUE PUEDEN TERMINAR CON UN HUERTO

“Hoy se ha evolucionado con el sistema de poda, están claramente identificadas las enfermedades, se sabe que si el clima tendrá heladas aumentará el Tizón Bacteriano; el problema al parecer es que cuesta prevenir y hay aplicaciones poco efectivas por pulverizaciones mal aplicadas en nuestro país”.

Prevenir, esa es la receta para las enfermedades del arándano. Y es que si un Plateado o Cranco del Cuello llega al huerto, va a ser muy difícil de erradicarlo, incluso hay casos en los que se ha tenido que arrancar… así de simple. ¿La razón? La planta, es decir, el huésped sigue en el mismo terreno por muchos años, entonces al patógeno no le queda más tarea que crecer y avanzar por el huerto.

Prevenir, sobre todo en una especie de berries como el arándano que sufre  más enfermedades que el promedio de los berries, muy lejano a la mora de cultivo que podríamos señalar que es la menos afectada.

Andrés France, Fitopatólogo del INIA, es enfático en señalar  que “la forma más efectiva  de controlar una enfermedad es la prevención,  el problema  es que cuando tú previenes no hay síntomas,  el huerto se ve sano, entonces el agricultor piensa para qué voy a gastar plata si el huerto se ve bien”.

El tema va más allá de las enfermedades del arándano, lo que pasa es que en muchos casos el agricultor está migrando desde una agricultura tradicional a la fruticultura, donde el cultivo no es anual, al contrario un huerto puede durar muchos años, unos 20 sin necesidad de cambiar. Tampoco hay rotación o cambio del cultivo, sigue todo en la misma tierra, por eso debemos prevenir, indica Andrés.

Si consideramos que las enfermedades en los arándanos tienen tres  orígenes: fungoso, viral o bacteriano, ¿cuál es el más común?

Los hongos están presentes en  el 90% de las enfermedades de las plantas y los arándanos no son la excepción. La más recurrente por hongos es la Botrytis o Pudrición Gris.  Enfermedades causadas por bacterias o virus son menos frecuentes,  pero más complejas de manejar, tanto así que la mayoría  no tiene solución.  La solución es arrancarla o convivir con la enfermedad.  Enfermedades virales hay, pero en Chile son muy escasas,  a veces uno se encuentra con el Mosaico del Arándano, pero en forma muy ocasional.

Las enfermedades fungosas están en primer lugar en frecuencia,  luego le  siguen las bacteriales  donde hay dos bastante recurrentes: Agalla del Cuello que es principalmente un problema de vivero que después sigue desarrollándose en el huerto y el Tizón Bacteriano que depende del clima durante la primavera, ya que está muy relacionado con el daño por heladas. Mientras más heladas tenemos, más desarrollo del Tizón Bacteriano hay, explica Andrés France.  “Las micro heridas que generan la helada permiten que la bacteria ingrese por estas aberturas”.

¿Hay alguna enfermedad reciente que deba preocupar?

Tan reciente no, hace 10 años atrás se diagnosticó el Plateado, que apareció el 2005. Se puede manejar,  pero hay situaciones  como la cosecha mecanizada que permite que se disemine más rápido la enfermedad ya que  la máquina va produciendo heridas en los tallos y eso facilita la transmisión del hongo.

¿En la Octava Región hay presencia de más enfermedades comparado con el resto del país?

Las enfermedades van aumentado de norte a sur, aunque también la cantidad de superficie va aumentando. Claro el norte es más sano, pero hay menos plantas. La principal enfermedad en la región es la Botrytis y luego hay otra enfermedad de hongos que es el Cranco del Cuello.

ENFERMEDADES QUE DEBEN PREOCUPARNOS

¿Qué enfermedades afectan  más el huerto, las que atacan la fruta o las que afectan a las plantas?

Los agricultores se preocupan mucho por las que afectan la fruta  porque ahí está el retorno, y por eso hay mucho énfasis en el control de la Botrytis  que afecta la flor y a la fruta. Las flores no cuajan, se mueren y luego produce pudrición de fruta.  Pero para mí, las más importantes  son las que afectan la longevidad de la planta  porque un ataque de Botrytis puede afectar la fruta de un año, pero al año siguiente  vuelve a producir, en cambio las que atacan  el cuello o raíces de la planta, la matan, así de simple; con un Cranco o Plateado agresivo te vas quedando sin huerto.

Podríamos dar una breve receta para las tres enfermedades más comunes:

1. Botrytis: La Botrytis  se propaga con el viento, las esporas vuelan  y se puede controlar con aplicaciones de fungicida durante la floración. Cuando no se controla bien en la floración, hay problemas con la fruta en destino con pudriciones, si bien el agricultor no va a cosechar frutas podridas, pero éstas ya van infectadas, y llegan mal a destino. Y  eso termina en la basura. Entonces se pierde cosecha, selección, frío, flete… Además de la imagen de la empresa… En esta zona tenemos floraciones más o menos concentradas,  lo que es una garantía porque hay zonas donde florece durante más tiempo, por ejemplo, en Perú  hay flores todo el año.  Cuando está la fruta, el manejo es  a condición, sabemos que después de una lluvia hay que aplicar fungicida porque empiezan a germinar  las esporas de Botrytis. Si el  verano viene seco tendremos poca Botrytis, si viene lluvioso hay que aumentar el número de aplicaciones.

2. Cancro del Cuello: este hongo entra por heridas de los cortes de poda. Mientras más temprano se hace la poda, más sano será el huerto. El problema está en que los  agricultores, como una forma de mantener su personal  con trabajo durante  todo el invierno, distribuyen la poda  entre mayo y agosto y esa poda tardía no es conveniente.

3. Plateado: también ingresa por los cortes de poda,  es un hongo que cuando ingresa  a la madera, ya no puedes erradicarlo, se aloja en la corona y termina con la planta.

“Las enfermedades de madera, son lentas en desarrollarse, pero una vez que la infectan es imposible sacarlas, por eso hay que tener cuidado  con la poda,  preferir fechas  tempranas, las pulverizaciones cuando se hacen deben ser localizadas en el cuello en lugar de pulverizar toda la planta. Cuando el agricultor hace control de hongo de madera, el trabajo debe hacerse solo en el cuello. En promedio las pulverizaciones son malas, hay un gran tema por mejorar como son las calibraciones de los equipos, el uso correcto de las boquillas,  las dosis de los productos,  velocidad de aplicación, control de las fugas en los equipos, todo lo cual termina aplicando el doble de lo que se necesita y a veces sin el efecto deseado”, aclara Andrés.

EL CONTROL

¿En qué época se debe hacer el diagnóstico de las enfermedades?

Los síntomas se detectan durante el desarrollo de la planta, durante el receso, en invierno, es difícil  observar síntomas, a veces uno observa los signos de los patógenos, pero los síntomas  se visualizan cuando las plantas están en desarrollo, primavera y verano.

¿Existe la probabilidad de que un huerto definitivamente deba arrancarse por una enfermedad? ¿En qué caso?

Sí, con Plateado se han arrancado huertos, no pocos.  Es posible controlar, pero hay que hacer un manejo temprano, cuando recién empieza. También hay huertos en los que se ha revertido el problema, hay que hacer  un manejo con altas dosis de compost y muy temprano en la temporada.

¿Qué sucede con los orgánicos? ¿Es posible manejar un huerto orgánico?

Por supuesto, se puede ser muy productivo en forma orgánica, pero hay que ser mucho más organizado y ahí la regla de oro es la prevención, porque después no hay como revertirlo.  Ahora si eres un buen productor convencional puedes ser orgánico, si no mejor seguir como está.

Entonces el mensaje es prevenir, no reaccionar cuando la enfermedad se presentó y eso es un cambio cultural importante que se debe conseguir. En fruticultura es importante la prevención, no es un cultivo anual, hay una inversión importante y eso hay que resguardarlo.

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *