X

Entrevistas

BUEN SABOR, BUENA SALUD Y UN ATRACTIVO NEGOCIO FAMILIAR: CAFÉS DE TRIGO Y ARROZ, UNA ALTERNATIVA SALUDABLE

Mejorar nuestra salud es un tema que no nos deja indiferentes. Ya sea por enfermedad, edad o molestias en general, siempre terminamos preocupándonos por el estado de nuestro cuerpo, y unos más que otros, buscamos algo para sentirnos bien.

Así fue el caso del yungayino Luis Carrasco, quien sin buscarlo, terminó haciendo un atractivo negocio familiar con el remedio para su salud.

Luis sufría de gastritis crónica y tras hacerse los procedimientos médicos correspondientes y tomar todos los medicamentos indicados, seguía sin sentirse bien. Coincidió este período con su retorno a Yungay, después de vivir muchos años en distintos lugares de Chile, donde le recomendaron un médico naturista quien, junto a una dieta especial, le indicó consumir durante el desayuno y la once sólo café de trigo o de higo.
Comenzó la búsqueda de cualquiera de estos dos productos sin buenos resultados, hasta que finalmente encontró a una abuelita que hacía café de trigo. Después de tres meses de consumirlo junto a la dieta balanceada se sintió bien, por lo que dejó los alimentos especiales pero no así el café de trigo. Sin embargo, la señora que le hacía el café se enfermó. Entonces, debido a su necesidad y notando además los beneficios que le reportaba, decidió comenzar a fabricar él mismo su café y terminó siendo un productor. Nació así el producto Gandum, que significa trigo en malayo ya que, según indica Carrasco, fue en Malasia donde se encontraron los primeros indicios de este cereal.

“Cuando busqué información sobre los granos de café de trigo vi que siempre eran negros. Por lo tanto, cuando empecé a tostar en mi casa también los dejaba así. Pero no me convencía porque me daba la sensación de hacer una pastilla de carbón y que además le estaba matando las propiedades benéficas para el cuerpo. Por ende, me imaginé que tenía que ser como el café de grano, con un punto de tostado apropiado. Busqué hasta que logré el punto exacto. Después decidí molerlo y ver si resultaba en una cafetera con filtro, cosa que también resultó exitosa”, manifiesta Luis al referirse al inicio del proceso.

 

EMPRESA FAMILIAR

Hace cuatro años le planteó a su familia la idea de convertir la producción personal de café de trigo en un negocio familiar. “La verdad es que me apoyaron sin mucha convicción, pero viendo que el producto me resultaba bien y que es algo que mucha gente necesita, decidimos seguir adelante”, cuenta Carrasco.

Un amigo le ayudó a crear la marca, eslogan, la carátula para el envase y todo lo necesario para presentar el café. Paralelamente habilitó una sala de envasado en su casa y construyó una sala de tostado. También averiguó en el Servicio de Salud qué requisitos debía cumplir para la habilitación y resolución de su producto. En la municipalidad le entregaron la información sobre cómo iniciar una microempresa familiar y la puesta en marcha se dio sobre ruedas.

“El tipo de envase fue un tema al que dediqué tiempo. La tela fue la decisión final tanto por la presentación que acompaña a este producto que es tan noble y saludable como por la conveniencia del poco peso a la hora de pensar en un despacho”, explica.

Finalmente, la prueba de fuego se dio en la fiesta costumbrista de Yungay, que marcaría el inicio y la pauta para saber cómo les iba con el público. Ya tenían la marca, un envase atractivo pero faltaba lo más importante, la opinión de la gente. La recepción del público y las ventas fueron tan favorables que se acabaron los recelos de la familia y decidieron seguir con el negocio.

 

LÍNEA GOURMET Y CAFÉ DE ARROZ

Los subproductos se dieron con el tiempo, dando origen a la línea gourmet. Pensando en no aburrir a sus clientes siempre con el mismo sabor, empezó a incorporarle hierbas y frutos. Primero menta, después cedrón. Probó otras hierbas, pero resultaban muy invasivas de aroma así que quedaron esas dos. Con los frutos los resultados óptimos fueron con higo, arándanos y finalmente rosa mosqueta, los que además aportan con sus vitaminas y antioxidantes a las propias bondades del café de trigo. “Ahora estamos en proceso de un nueva mezcla que aún no sale a la venta que es con frutos, duraznos, arándanos y ciruelas”, agrega.

Hace más de un año otro producto entró al negocio, el café de arroz, que nació a raíz de la inquietud de personas celíacas que le consultaban en las ferias. “Como el de trigo no podían consumirlo por el gluten, pero el arroz sí, decidí crear este nuevo producto y así tener otro nicho de mercado. Empecé a tostar granos de arroz en la casa y dio resultado. Compré otra cafetera y probé con amigos para ver qué les parecía y como tenía buena aceptación lo saqué al comercio. Ya llevamos un año y medio con el café de arroz y ha tenido muy buena aceptación”, explica.

Como era predecible, está también probando mezclar café de arroz con otros frutos y hierbas para también poder lanzar una línea gourmet.

 

FINANCIAMIENTO Y VENTAS

El financiamiento en sus inicios fue propio. Después de un año de encaminado el proyecto postuló a una producción de desarrollo local que lanzó el Servicio de Cooperación Técnica, Sercotec, y ahí obtuvo un fondo con el que compró insumos y maquinaria. “Hasta una máquina para cortar la tela porque antes lo hacíamos manual y nos quitaba mucho tiempo”, cuenta Luis.

También construyó una tostadora artesanal, de diseño propio, adecuada a sus necesidades y que le ha dado excelentes resultados. Ahora está iniciando la construcción de otra. “Tenemos el 50% de los materiales comprados y esperamos tenerla lista cuanto antes porque nos interesa ingresar a la oferta de productos naturales de los supermercados”, agrega.

En cuanto al volumen de producción explica que es difícil de cuantificarlo por período porque las ferias marcan la pauta y han sido la mejor salida para estos productos. Su gran apoyo ha sido Indap porque les ha permitido mostrarse en varias ciudades del país y las ferias que organiza son buenas y bastante masivas.

Y como en todo negocio tiene en mira la exportación. “Estuvimos a punto de exportar a Australia, pero no prosperó. Vamos a seguir tratando porque sabemos que nadie es profeta en su tierra y estos productos naturales tienen muy buena aceptación afuera”.

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *