X

Entrevistas

Claves para establecer con éxito un huerto de nogales

El ingeniero agrónomo Vittorio Bianchini explica aspectos clave del cultivo, como la elección del emplazamiento del huerto, la preparación del suelo, la densidad de árboles, el crecimiento, el riego, la cosecha y el manejo de enfermedades.

El cultivo de nogales se ha transformado en una atractiva alternativa de inversión en la Región, por su alta rentabilidad, por la posibilidad de mecanizar la cosecha y por las ven- tajas comparativas que ofrecen algu- nas zonas para su cultivo. De hecho, el Catastro Frutícola de Ciren reveló que los huertos se incrementaron en 116% entre 2012 y 2016 en la Región del Bío Bío, totalizando 1.745 hectáreas, lo que posiciona a este fruto como el segundo en superficie, después del arándano, mismo escenario que se observa a nivel nacional, en que los nogales están creciendo a razón de 2 mil 500 hectáreas anuales, ad portas de convertirse en la segunda especie frutícola del país, con 38 mil hectáreas y ventas al exterior por US$461 millones (2017). Se estima

que la producción de la cosecha en curso supere las 135 mil toneladas y que la cosecha 2021 alcance la 200 mil toneladas.

El Ingeniero Agrónomo Vittorio Bianchini, fundador de la consultora Nogaltech Chile, Gerente General de la exportadora Frunut y miembro del

directorio de Chilenut, quien ha sido protagonista de este proceso, com- parte en este artículo su experiencia y conocimientos en el cultivo, con el objetivo de que los productores puedan obtener altos rendimientos y fruta de calidad competitiva en los mercados internacionales.

 

RENTABILIDAD

El profesional sostiene que un proyecto es atractivo cuando su producción por hectárea es superior a 6.500 kilos. “Hoy las producciones más altas que se dan en esta zona son de 8.500 a 9 mil kilos”. considerando que 7.000 a 7.500 kilos es buen resultado.

“Un huerto de nogales puede durar 40 a 50 años. Depende de cómo lo traten. Yo conozco un huertos con 70 años que dan 4.500 kilos por hectárea, que siguen siendo totalmente rentable, en los cuales no vale la pena hacer transformaciones importantes”, acota.

Por ello, Bianchini plantea que más que hablar del costo por hectárea, se debe calcular el costo por kilo, “porque varía mucho si trabajo para producir 5 mil kilos o para producir 8.500 kilos, porque gasto mucho más por hectárea, pero el costo unitario es más bajo”.

 

EMPLAZAMIENTO DEL HUERTO

Determinar el lugar óptimo donde establecer una plantación es funda- mental. El agrónomo advierte que el nogal no tolera suelos pesados, “sobre todo, en esta zona”, donde las precipitaciones superan los 700 milímetros al año. “Tengo que estar en un suelo que permita que el agua salga rápidamente y que ese suelo sea ojalá arenoso o con muy buen drenaje”.

 

RIESGO DE HELADAS

En esta zona, el nogal variedad chandler brota entre el 5 y el 10 de octubre, por lo tanto, Bianchini sos- tiene que el periodo crítico es en octubre. Una helada puede ser fatal. En ese sentido, recomienda evitar áreas que presenten heladas en primavera, considerando que en la Región hay lugares donde se registran heladas hasta el 1 de noviembre.

 

PESTE NEGRA

Una amenaza relevante para el cultivo, desde Curicó al sur, es la peste negra. Para reducir el riesgo, Bianchini recomienda tener huertos que estén lo más ventilados posible, “cerca de lechos de ríos, que generan más corrientes de vientos, porque la bacteria actúa cuando se genera la combinación de agua libre y temperatura que superen los 15 grados Celsius, por a lo menos 5 horas “. Explica que “cuando llueve la temperatura es relativamente baja” y lo que se busca es que la fruta se seque rápido, antes de que suba la temperatura, “y eso lo consigues con huertos ventilados, ojalá plantando en sentido del viento, para que la hilera no tape la corriente, sino que permita su circulación”.

 

VARIEDADES

La elección de la variedad, explica el consultor, es una decisión del merca- do, y lo que el mercado quiere hoy es Chandler. Y si bien en Chile hay otras variedades, como la Serr -que por clima no es apta para la zona sur-, “no podemos pelearle al mercado, tenemos que producir lo que quiere”.

 

ELECCIÓN DE LA PLANTA

Para evaluar la calidad de la planta, el consultor aconseja, en primer lugar, conocer la reputa- ción del vivero y consultar por el

manejo. “Saber cómo controla la Phytophtora, porque si vienen del vivero las plantas infestadas es un desastre, y averiguar que el vivero no tenga historia de problemas de agallas del cuello, que limita el po- tencial productivo y pueden matar la planta”.

En segundo lugar, hacer una selección de plantas al momento de la entrega. “Hay que preocuparse del diámetro de la planta más que del largo. Es más importante que sea una planta gruesa más que larga, de raíces grandes y con el menor daño posible en el momento del arranque”, precisa.

 

PREPARACIÓN DEL SUELO

Una condición básica es subsolar el suelo al menos 110 centímetros, porque ello favorecerá el desarrollo radicular, y el tamaño del sistema radicular determinará la producción.

“Si es potente mi sistema radicular, tengo árboles fuertes, capaces de sustentar una producción muy alta, porque la brotación y la floración se generan en base a la reserva que tiene el árbol”, enfatiza el experto, quien precisa que el perfil del suelo debe ser homogéneo, de manera que la distribución de raíces sea lo más ho-mogénea posible.

 

ÉPOCA ÓPTIMA DE PLANTACIÓN

Bianchini asevera que junio o julio son los meses ideales para plantar, “no más allá de agosto”. Explica que hay una relación directa entre creci

miento de las plantas y la fecha de plantación “y tiene que ver con un estrés de la planta después de que se arranca en el vivero. Cada día que pasa, es someter a la planta a más estrés”, porque se deshidrata su sis- tema radicular, lo que determina un crecimiento posterior disparejo.

 

DENSIDAD DE PLANTACIONES

El fundador de Nogaltech Chile reconoce que la tendencia es au- mentar el número de árboles por hectárea para tener precocidad en

la producción y aumentar los potenciales productivos. “No hay una norma de densidad. Hoy lo están- dar es 7 por 5, pero este año se empezó a pensar en mayor densidad”, por lo que anticipa que se pasará a marcos de 6×2 ó 6×2,5.

 

CRECIMIENTO

“Lo más probable es que la eficiencia en el uso del espacio y el aprovechamiento de la luz, con árboles más pequeños, también sea mejor”, dice el experto. En ese sentido, recomienda frenar el crecimiento, de manera de aprovechar más la luz en la periferia. “Hay pocas cosas probadas en los nogales, pero sí es claro que la luz es capaz de atravesar un metro y medio del follaje, entonces, el árbol ideal es uno de

tres metros de diámetro”, precisa, advirtiendo que un diámetro mayor redundará en que un área del árbol producirá una menor proporción de fruta.

¿Pero cómo se detiene un árbol tan vigoroso como un nogal?

“Lo detengo con fruta -responde Bianchini- y si no lo frena, hoy hay fitoreguladores que son inhibidoes de gibrelina; en los nogales llevamos 5 años probando y ocupando el Sun- ny, que es un uniconazol que frena el crecimiento vegetativo; tenemos herramientas que nos permiten limitar considerablemente el crecimiento de un nogal”.

Explica, además, que un mal manejo de poda puede ser una complicación, porque induce el crecimiento. Plantea, entonces, que la poda es para renovar centros productivos y mejorar la iluminación, pero no para controlar el crecimiento.

 

RIEGO

El Gerente de Frunut subraya que al nogal no le gusta el agua, sino que el suelo húmedo. “Lo que pide es que lo riegues lo más rápido posible, riegos de mucha agua, pero distantes, porque la idea es tenerlo el menor tiempo posible al nogal expuesto a un bajo nivel de oxigeno en el suelo”.

 

COSECHA EN UN MÁXIMO DE 15 DIÁS

La cosecha en la zona es más corta que en el Norte, debido a que las lluvias parten más temprano. “Si comienzo a cosechar el 5 de abril y el 20 ya he tenido un par lluvias, lo más probable es que la fruta sufra mucho”, advierte el profesional. Explica que con la humedad relativa las nueces se caen muy rápido, y si bien en el árbol se deterioran más lento, por- que no están en contacto con el suelo, la cosecha debe ser rápida, es decir, no debe durar más de quince días, porque la humedad hace que el pelón se quiebre rápido y suelte la fruta. Para lograr aquello, la receta, según Bianchini, es considerar inversiones “en serio” de cosecha y post cosecha sobre dimensionadas.

 

MECANIZACIÓN

El ingeniero agrónomo sostiene que considerando las lluvias en esta zona hay que sobredimensionar las capa- cidades de cosecha y post cosecha.

Por ello, dice que se justifica la mecanización completa en proyectos sobre 50 hectáreas. En este caso, un equipo completo de cosecha, de tecnología californiana, cuesta nuevo 250 mil dólares aprox.

Para superficies medianas, en cambio, recomienda alternativas europeas de remecido mecánico y una recolección semi manual con carpas o lonas, en la medida que se trate de una producción menor.

 

NUTRICIÓN POST COSECHA 

“Uno debe preocuparse de, al menos, nitrógeno, fósforo y potasio”, destaca el consultor, así como recomienda también estar atentos a los niveles de magnesio, calcio y zinc.

 

MANEJO DE FITOSANITARIO

La principal enfermedad es la Phytophtora, que afecta al sistema radicular y consiste en la pudrición de las raíces. Asimismo, reitera que en esta zona se presenta la peste negra, que se puede reducir su daño con una buena ventilación. “Hay que estar atentos desde la formación del huerto, limpio de peste negra, tratar de tener la mayor ventilación posible, árboles que no sean emboscados”, aconseja.

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *