X

Entrevistas

COSECHA MECANIZADA EN BERRIES: LOS COSTOS Y VENTAJAS DE LA RAPIDEZ

Con los altos precios que ha tenido la frambuesa en las últimas temporadas, muchos productores se entusiasmaron y plantaron este berrie; otros, siguieron apostando por arándano, un fruto que sigue siendo una apuesta segura. Pero no todos cantaron victoria. La falta de mano de obra es el gran dolor de cabeza de los productores y es el motivo para que el concepto de cosecha mecanizada haya ido ganando adeptos, ya que la gente dispuesta a cosechar es cada vez más escasa y con un mayor costo, por lo que un sistema que antes se veía como una alternativa ineficiente para el negocio de la fruta de exportación, hoy ha ido ganando partidarios, con vistas a mantener la competitividad de un negocio en alza.

Para Felipe Rosas, director de RConsulting, “hoy es impensable implementar huertos frutícolas para cultivos como nueces, avellanas o ciruelas para la industria si no es con cosechadoras mecánicas de distintos tipos: laterales, de paraguas invertido u otros modelos basados en la agitación del tronco, o en la octava Región, avellanos, los que se pueden trabajar por aspiración”. En la Región del Bío Bío los berries son uno de los cultivos más importantes. “Más del 20% del total de frambuesas y arándanos a nivel nacional se encuentra en el Bío Bío, pero, pensando en el mercado fresco de arándanos, aún no es posible pensar en cosecha mecanizada al estilo de los Estados Unidos, por la lejanía de los mercados”, indicó Rosas, quien destaca que situaciones como los golpes a la fruta (machucones) se expresan después de 3 ó 4 días. “En el caso de las frambuesas, la agricultura familiar campesina puede recurrir a nuevas innovaciones recién desarrolladas en el mundo en huertos pequeños, sin embargo la escasez y carestía de mano de obra seguirá aumentando, por lo que agricultores medianos a grandes, sobre 20 hectáreas, ya están implementando cosecha mecanizada de frambuesas”.

 

NUEVA VARIEDAD PARA COSECHA MECANIZADA

Pero la tradición afirma que la fruta destinada al mercado en fresco o de exportación no puede ser levantada del campo con cosecha mecanizada. Alfonso Maturana, zonal de Comfrut, concuerda con esta idea. “La mecanización en la cosecha de berries -frambuesa, arándanos y moras-  no es una alternativa para el mercado fresco  por lo que significa el proceso; tiene varios golpes y la fruta sufre un deterioro”, indicó. Agregó que el arándano en un 85% se cosecha a mano para mercado fresco, mientras que moras y frambuesas van sólo a congelado debido a los menores costos de producción de otros países. Maturana destacó que en ese contexto, la mecanización está enfocada básicamente para la industria, como producto congelado o IQF. “En ese ítem no tenemos dificultad para mecanizar, salvo en la frambuesa que por su condición y forma es más perecible y delicada lo que al cosechar con máquina nos hace tener un producto postcosecha de inferior calidad”. Esto, indicó Maturana, motivó que Comfrut iniciara primero un esfuerzo por lograr una variedad propia y luego  decidiera probar variedades europeas usadas para consumo fresco y que se adaptaran bien al congelado, se han hecho pruebas de cosecha por dos años seguidos con una variedad prometedora, la que hoy está presente en los campos de algunos productores bajo la modalidad de contrato. La variedad elegida, Dolomia, “ha demostrado ser una alternativa mejor tanto en producción como en calidad postcosecha y nos permite obtener una mayor proporción de IQF”, comentó Maturana, indicando que las pruebas realizadas con la variedad Heritage indicaron que se puede cosechar con máquina, pero los resultados no son óptimos. “Los resultados de una cosecha mecanizada en Heritage no superan el cincuenta por ciento de fruta con calidad IQF mientras que la mayor cantidad de fruta pasa a pulpa, pero con esos precios el agricultor no subsiste”. 

 

TRES VECES MENOS COSTO POR KILO

¿Son todos los rubros frutícolas susceptibles de mecanizar o es un proceso más eficiente en algunas clases de frutales? Felipe Rosas indica que se han hecho intentos en duraznos conserveros sin éxito, mientras que en manzanas existen plataformas y otros mecanismos de ayuda a la cosecha manual aumentando la productividad al doble. “En el caso de los berries, hay variedades que permiten una cosecha mecanizada. Por ejemplo, hay variedades de frambuesas que son más fáciles de mecanizar y se consideran aspectos como facilidad del desprendimiento de la fruta, post cosecha de la fruta, resistencia al proceso de congelado sin desgranarse, altos grados de azúcar y buen color”.

¿Qué incide con mayor fuerza en la decisión de mecanizar o no? “Con el discurso de que no hay gente para cosechar, lo que prima es la rentabilidad, ya que la cosecha mecanizada puede ser 3 veces de menor costo por kg. que la manual”, destaca Rosas, una situación que ha generado la aparición de servicios de cosecha mecanizada, cada vez con mayor interés de los productores locales, como indica Ricardo Zwanger.

“Si bien cada vez hay más interés en la cosecha mecanizada, existe un problema de capacidad de los campos”, dice. Por ejemplo, “las cabeceras de los cuarteles son demasiado angostas para que entre la máquina, aunque eso es fácil de arreglar ensanchando los callejones, pero eso requiere eliminar algunas plantas”. Otro problema tiene que ver con las expectativas de los agricultores, las que se han visto defraudados por comprar las máquinas equivocadas por no contar con buena asesoría.

Un buen diseño es clave a la hora de optar o no por introducir maquinaria en el campo. “Cada vez hay mayor conocimiento de los profesionales en Chile respecto de los aspectos técnicos para la mecanización en cosecha, lo que hace que no es más caro implementar un huerto porque vaya a ser destinado a mecanización en cosecha, sólo cambia la forma de hacerlo”, enfatiza Felipe Rosas. No obstante, dice, “Chile está muy atrasado en mecanización excepto en olivos, nueces y ciruelas para deshidratado. En frambuesas, los dos mayores productores, Serbia y Polonia prácticamente sólo cosechan a mano aunque en Polonia se ha ido desarrollando algo la cosecha mecanizada. En EE.UU. con un volumen tan importante como Chile, las frambuesas para la industria se cosechan 100% a máquina aunque el producto obtenido no es el mismo de Chile, es de menor calidad y precio”, precisa Rosas.

Sin embargo, y aunque se ve una tendencia creciente a mecanizar parte del proceso, no es una opción barata ni es viable para pequeños predios. Se estima que para hacer rentable la inversión, se requiere de huertos no menores a 20 has. o de lo contrario, optar a procesos asociativos o el arriendo de maquinaria. “En el caso de las fr8ambuesas las máquinas valen entre USD90.000 y USD240.000 por lo que en principio esto está reservado para los productores medianos a grandes y no para la AFC (agricultura familiar campesina) que hoy concentra más del 80% de la tenencia de la frambuesa aunque se están haciendo algunos desarrollos al respecto aún en etapa de prototipos”, destaca Rosas. De acuerdo a Chilealimentos, con datos de 2012, en frambuesa, la cosecha manual es del 98% versus el 2% mecanizado, mientras que en frutilla la cosecha es completamente manual, al igual que en arándanos. No obstante, aclara Rosas, “en arándanos se está haciendo cada vez más frecuente que antes del término de la temporada la última pasada en el huerto sea para la industria, con máquinas. Y empezarán a crecer los huertos manejados estructuralmente para máquinas cosechando para fresco al inicio y luego para proceso”, un modelo mixto que es bien evaluado por los productores y la industria.

 

DISEÑO DE LOS HUERTOS

Para los entendidos, la cosecha mecanizada no va a reemplazar a la cosecha manual, sino que constituye un complemento, ya que permite una mayor eficiencia de cosecha, descargando volumen y matizando calibres o color a mano y así optimizando los tiempos y costos de recolección de fruta.

Diego Correa, productor de arándanos y gerente de Agrícola Río Frío resume su experiencia: “Compramos la máquina por necesidad, para complementar la cosecha que se hacía de forma manual y vimos que había gente interesada en conocerla, cómo operaba en los huertos, si se producían o no daños en la planta, en ver si era factible cosechar los huertos de forma mecanizada; pero cada año vemos cómo se ha destinado más fruta a cosecha mecanizada, fruta para la industria y se suman nuevos productores”. Para Correa, esto responde a que la industria del arándano, que es su nicho, siempre ha estado enfocado a la fruta de exportación, pero en la medida que se ha tenido un mayor volumen de producción los mercados se han vuelto más exigentes requiriendo que la fruta que llega sea de alta calidad y no toda la fruta lo logra.

Parte del problema es que se piensa primero en los huertos y luego en los requerimientos. Como indica Alfonso Maturana de Comfrut, “los agricultores parten plantando sin considerar la disponibilidad de mano de obra. Plantan tres hectáreas pero pueden tener gente para cosechar una y eso hace que suba la frecuencia de cosecha, o sea, la cantidad de veces que pasas por el mismo sector. La frecuencia no debiera ser de más de dos días (en frambuesa) pero si tengo menos gente puede que la frecuencia llegue a 5, 6 días y eso va a bajar la calidad de la fruta. A lo mejor no se va a quedar con fruta, pero los precios van a ser menores, porque la buena calidad tiene un precio, pero la calidad inferior también se paga a menor precio. Seguramente van a cosechar todo, pero van a tener una proporción de 60 por ciento IQF y 40 por ciento para pulpa o jugo, cuando lo normal es 70/30” -indica- “por eso siempre les recomendamos que partan al revés, viendo la disponibilidad de mano de obra y en base a eso plantar, porque plantando la mitad van a ocupar menos, pero van a obtener mejor resultado al obtener mejor calidad, porque el negocio tiene que ser calidad y volumen, tiene que estar equilibrado”.
UN ALIADO EN LA COSECHA

La mecanización puede de esta forma ser el gran aliado para rentabilizar muchos de los huertos. “En general en Chile la fruta no se bota a pesar de que hay temporadas en que al término se deja fruta sin cosechar por precio, clima u otros aspectos”, indica Rosas. ¿Cuánto representa esto en pérdidas para la fruticultura? “No se ha determinado pero podría ser un 3% promedio si fuese así, sería la no despreciable suma de USD 10 millones” acota Rosas. El sistema disminuye los costos de la cosecha, que en el caso de los frutales representa más del 50% de los costos totales anuales. “Considerando el costo de la mano de obra, el costo de cosecha es mucho más barato con una máquina, sin considerar la inversión”, destaca Maturana. “Por eso está teniendo un auge tan importante entre los agricultores medianos a grandes, ya que es una alternativa interesante como negocio y es distinto trabajar con maquinaria segura que con gente, en un negocio donde hay mucha rotación. Un día puede haber 10 cosecheros y otro 30, no hay certeza. Se requiere entre 12 y 15 personas por hectárea, y se hace cada vez más difícil de conseguir y cada vez con un mayor costo”, explica, lo que justifica el interés por desarrollar el cultivo de una variedad de frambuesa que les permita mecanizar. En los huertos que iniciaron las pruebas con Dolomia, el sistema debiera estar operativo en la temporada 2016/17, en primera instancia con arriendo de maquinaria y compra a partir de la segunda temporada.

Otra dificultad es la preferencia de la gente por los arándanos, que inician la temporada de cosecha de berries junto con frutillas, con mayor producción y cosecha más simple, entre noviembre y diciembre, cuando hay mayor cantidad de gente disponible. La frambuesa pasa así a segundo lugar, motivando incluso que en Heritage se elimine la primera flor ante la imposibilidad de cosechar en forma simultánea con arándanos, y se cosecha solamente la segunda flor, a fines de enero. Y nuevamente, la solución que se piensa es la mecanización como una solución a un problema cada vez más recurrente.

Esto puede llevar a la optimización de la producción, indica Correa. “Si hay mucha fruta, la gente va feliz, la fruta está más expuesta y con buen calibre, al cosechero le es rentable cosechar, pero a medida que va saliendo la fruta se hace más complicado y es ahí donde la máquina es un gran aliado. Siempre lo hemos planteado como un complemento, no es lo uno o lo otro”. Destacó que mecanizar es un proceso que debe contemplar los requerimientos del huerto tanto como las de la máquina. “Las máquinas para berries necesitan cierta distancia en las cabeceras para darse la vuelta y en algunos cuarteles es imposible, por lo que hay que arrancar plantas y replantarla. Hay otras consideraciones como las podas, tratar que la fruta esté alta, que tenga buena exposición; pero las buenas prácticas para la máquina, son buenas prácticas para la producción”, agregó Correa, destacando que ve como la tendencia es a tener cada vez más huertos diseñados con la mecanización como un accionar más dentro de la programación de cosecha. Pero además de prestador de servicios, Correa habla como productor que ha visto las ventajas del sistema mixto. “Cada vez hemos ido mejorando la rentabilidad, porque un huerto que tiene mil kilos por ha tiene un costo de cosecha más alto que uno que tiene 5 mil kilos por ha. Uno puede transar un precio por kilo menor porque es más fruta, y si no es de exportación, se da una situación donde la máquina es más competitiva y permite reducir costos y mejorar la productividad; el mismo hecho, permitir que se pueda sacar toda la fruta es un beneficio y en un negocio donde los márgenes son cada vez más estrechos y donde el negocio lo da el volumen, manejar distintas líneas de cosecha es una excelente opción”.

2 Comments

  1. Andrés Zwanzger
    Posted on 22 abril, 2016 at 11:14 pm

    ME INTERESA TENER MAS INFORMACION SOBRE GRUPO AGRO

  2. maquinaria ocasion negri-bossi Says :
    Posted on 25 mayo, 2017 at 7:59 pm

    Me gusta leer y visitar blogs, aprecio mucho el contenido, el trabajo y el tiempo que ponéis en vuestra web. Buscando en por hay he encontrado tu blog. Ya he disfrutado de varios publicaciones, pero este es muy interesante, es unos de mis temas favoritos, y por su calidad he disfrutado mucho. He puesto tu sitio en mis favoritos pues creo que todos tus publicaciones son interesantes y seguro que voy a pasar muy buenos ratos leyendolos.

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *