X

Entrevistas

Desafíos y Mejoras de la Industria de las Semillas

Sin duda, es un rubro que todos quieren potenciar, la industria y también los agricultores que han encontrado en la multiplicación de semillas un cultivo con las ventajas propias de la modalidad de contrato.

Es claro, la industria de las se- millas tiene un tremendo potencial en nuestro país, más de 60 especies para multiplicar, más de 25.000 hectáreas anuales con- tratadas y 338 millones de dólares de exportación en el 2017, lo confirman. Y pese a que los últimos tres años, la exportación bajó por temas asociados al stock de los commodities en los mercados internacionales, y se redujo en un 80% la superficie de siembra de semilla de maíz, lo cierto es que nuestro país tiene un tremendo potencial para crecer en el rubro. El techo fueron los 650 millones de dólares que se exportaron el año 2013 y cerca de 60.000 hectáreas de producción. Y como no, si somos por excelencia el mejor proveedor contra estación, tenemos rendimientos récord, un clima ad hoc, y agriculto- res altamente especializados en el tema, sumado a que la población mundial sigue creciendo y cada vez se alimenta más sano, por tanto, las semillas de hortalizas son cada vez más requeridas. Las empresas internacionales confían en nuestro trabajo, saben que producimos se- millas de calidad pese a que la ima- gen país se ha visto afectada por problemas de paros de servicios relacionados a la exportación. Dado que las ventanas de tiempo son estrechas y, por lo general, están esperando la semilla chilena para ser sembrada en el resto del mun- do, esa incapacidad de responder contratos en el momento adecuado perjudicaron bastante la industria, a juicio del director ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Semillas, ANPROS, Mario Schindler.

Sin duda, es un rubro que todos quieren potenciar, la industria y tam- bién los agricultores que han encontrado en la multiplicación de semillas un cultivo con las ventajas propias de la modalidad de contrato: precio seguro, asesoría técnica, financiamiento y mayor rentabilidad que los cultivos tradicionales, sumado a que no exige las altas inversiones que re- quiere la fruticultura. Pero hay puntos por mejorar, y eso lo reconoce el Presidente de la Asociación Gremial Anpros, Eduardo de la Sotta, como por ejemplo el tema de la cobertura de seguros es un ítem pendiente y totalmente perfectible.

Por otra parte, es una industria que no está exenta de críticas por parte de los agricultores, algunos critican la poca fidelización con quienes se han especializado en el rubro, el tema de la definición de hectáreas a cultivar que consideran es muy tardía, y que el proceso no es del todo transparente como ellos quisieran. Hay varios puntos a considerar.

Pero vamos por parte, lo que se espera para las próximas temporadas en la industria es que repunte la demanda de semillas por parte del Hemisferio Norte, y la razón parece ser más que lógica: las semillas no son como los commodities, no se pueden guardar por años, tienen cierta perecibilidad y al cabo de tres años comienzan a perder su calidad, entonces debe haber un cambio de inventario, a eso se suma los nuevos híbridos, genética con mayor potencial, tema en el que la Biotecnología ha sido tremenda- mente eficiente, comenta De la Sotta.

Si bien el año 2013 la industria alcanzó un récord de exportaciones con 625 millones de dólares, la baja de los años siguientes se debió a la baja de la demanda internacional por sobre stock lo que derivó en una disminución del 80% de la superficie de semilleros de maíz. El resto de las especies han mostrado un comporta- miento normal e incluso con alza sos- tenida en el tiempo como en el caso de las hortalizas comenta Schindler. Para el 2018 se pronostica que habrán mejores resultados, ya que “la superficie contratada aumentó en un 30% y en el maíz en forma particular creció de 9.000 a 11.000 hectáreas y pensamos que las exportaciones van a estar en entre los 400 a 450 millones de dólares”, comenta el Director Ejecutivo de Anpros.

Aunque para mantener el repunte que ha mostrado la industria debe haber un compromiso por parte de la autoridad de controlar los paros que afectan tanto la internación de semillas para que sean reproducidas a tiempo en nuestros campos, como para la exportación de semilla que se espera en fechas determinadas y que si no llegan a tiempo, el cliente del extranjero pierde competitividad y sufre una importante baja en el precio de la semilla, dice Schindler.

 

FIDELIZAR A LOS AGRICULTORES

Ahora bien, los entrevistados coinciden que el perfil del agricultor semillerista es distinto al agricultor de cultivos tradicionales. Y es que, la producción de semillas es un rubro más complejo, requiere de mayor dedicación y atención porque en general los periodos de tiempo son cortos e intensos en cuanto a labores y al manejo agronómico. “Idealmente se necesitan agricultores de mayor nivel tecnológico y riego tecnificado, que va de la mano con un mayor rendimiento y mejor calidad de la semilla” puntualiza Eduardo de la Sotta.

Mario Schindler agrega que es importante también la capacidad de observación y una fluida comunicación con la empresa con la cual está haciendo la producción. Por esta razón argumenta, un agricultor no debería sorprenderse de un resultado adverso en su producción, por el contrario, debería saber de antemano como viene el cultivo.

Y ahí está unos de los puntos a considerar, porque es precisamente eso lo que reclaman algunos agricultores, que la industria no fideliza su especialización y que la distribución de hectáreas es muy incierta y a veces tardía para la toma de decisiones sobre los cultivos anuales. “La naturaleza del negocio es así, no lo podemos cambiar porque es un negocio de contra estación, y la de- manda que nos llega a nosotros como empresas también es tardía, tenemos que esperar los resultados de la cose- cha del Hemisferio Norte y recién ahí se estima la necesidad de semillas de contra estación, es imposible tener un programa previo” comenta el Presidente de la entidad gremial y Gerente General de Curimapu, Eduardo de la Sotta.

Sin duda esa ha sido una de las forta- lezas de la industria semillera en Chile, que ha sido capaz de absorber rápi- damente la demanda del Hemisferio Norte, con eso Chile pudo crecer en semillas hasta convertirse en el quinto productor de semillas del mundo gra- cias al apoyo de agricultores dispues- tos también a absorber esa demanda.

Ahora, señala De la Sotta, hay que ser claros, obviamente que las empresas quieren tener agricultores fidelizados en la medida que son capaces de satisfacer sus requerimientos de volumen de producción y cumplimiento del programa agronómico de cada especie, porque sin los agricultores la industria no puede funcionar.

Para Mario Schindler, la cantidad de hectáreas contratadas está dada por varios factores como la investigación y desarrollo de la industria en el Hemisferio Norte, problemas de carácter climático, desarrollo de nuevas variedades, el avance de la biotecnología, en fin son diversos factores los que pueden incidir en el nivel de demanda de semillas, sin olvidar que el Hemisferio Norte es el que concentra el 90% de la población mundial, por tanto siempre tendrá necesidad de semillas.

 

TEMAS POR RESOLVER

Una empresa puede tardar unos 10 años en sacar una variedad nueva, y esa variedad es usada primero en el Hemisferio Norte, para luego ser requerida acá, si a un agricultor no le parece satisfactorio el rendimiento de una variedad, explica Eduardo, es muy poco probable inferir que el rendimiento se debe netamente a que la variedad no funciona en Chile. Las empresas disponen más información que la experiencia de un agricultor y comparan resultados, entonces muchas veces los rendimientos, indica de la Sotta se deben a problemas agronómicos que dificultaron el rendimiento, o bien, condiciones climáticas particulares de determinadas localidades.

Lo que sí es una crítica muy recurrente es que el rubro no está lo suficientemente cubierto por los seguros como lo están otros. “Ese es un punto que nos queda mucho por avanzar, y es importante explotar más el seguro agrícola, es una tarea pendiente que está conversada en el Directorio, porque en compa- ración con los seguros de los commodities o de la fruta es claramente muy inferior”, comenta De la Sotta.

Una de las quejas de los agricultores es la falta de transparencia en el proceso, ¿qué opinión tiene al respecto?

Se puede mejorar, responde de inmediato Eduardo de la Sotta, nosotros como empresa incorporamos en el contrato que el agricultor puede ver el proceso las veces que quiera, pero creo que el principal problema es la falta de acercamiento y comunicación entre las partes, las empresas necesitamos de los agricultores y los agricultores necesitan alternativas de producción más rentables, ahora hay especies en las cuales una vez cosechadas es fácil inferir el rendimiento como la canola, pero hay otras como el pepino donde se puede cosechar un saco de 20 kilos, pero en la cosecha viene mucha basura, cáscara, semilla vana, tierra, pulpa y maleza y pueden terminar en un kilo y medio, pero hay otras especies que la merma es más racional.

¿Algún desafío como Presidente de Anpros?

Generar las condiciones para que la industria vuelva a ser la que fue hace un par de años atrás, recuperar las confianzas en el mercado internacional, creo que podemos recuperar el puesto que Chile tenía como productor de semillas, y podemos conseguirlo fácilmente: tenemos buenos agricultores, contamos con tecnología, buen clima, suelo, solo nos queda cumplir a tiempo con los compromisos y para ello es importante contar con el apoyo de la autoridad y evitar paralizaciones que atrasen el proceso de importación o exportación.

 

CIS AGRO Y LOS HÍBRIDOS FRANCESES

Cis Agro es una empresa familiar presente hace más de 30 años en el mercado, manejan el 75% del mercado de raps, y hoy además de diversificarse la variedad de semillas, comercializan híbridos de la empresa francesa RAGT, una de las mayores semilleras multiespecies de Europa, lo que ha permitido a los agricultores chilenos tener acceso a algunas de las variedades de semillas de mayor calidad a nivel mundial, ampliamente testeadas y preferidas por los mercados de Europa Central y del Este y con rendimiento más que satisfactorios .

Pero la novedad de la temporada está dada por la nueva empresa de investigación de semillas que debuta este año y que formaron en alianza con Grow Aliance, empresa americana, para operar como Nursery Grow que va a funcionar en Chile para prestar servicios de contra estación en el área de investigación de semillas, “Es un servicio de mucha confianza, porque al final ellos pasan su génetica para ir reproduciendo”, comenta Nicolás Sahli, Gerente General de Cis Agro.

La representación de la marca francesa RAGT, permitió a Cis Agro aumentar sus ventas de semillas de ma tán esperando las cosechas de la temporada 2018 para publicar sus resultados, pero todo indica, dice ser una genética muy competitiva por su rendimiento y secado.

“Es interesante comentar que en Chile había representación de todas las empresas semilleras a excepción porque RAGT desarrolló su investigación durante 40 años con Dekalb, y cuando lo adquirió Monsanto y ambas compañías empezaron el desarrollo genético en forma independiente, RAGT no podía vender de Europa hasta el 2015 que fue cuando trajimos la genética nosotros”, comenta Nicolás.

 

¿Cuáles son las especies nuevas que comenzaron a comercializar?

Estamos produciendo canola, que no producía Cis Agro, vegetales, que tampoco producíamos y maíz dulce. En vegetales todavía estamos haciendo todo en campos propios, pero en la medida de que se desarrolle vamos a empezar a contratar agricultores, porque al final el negocio es mucho más liviano haciéndolo con agricultores.

¿Qué le falta a la industria para que sea más transparente?

Nosotros en general no tenemos esa crítica con nuestros agricultores, porque mantenemos relaciones de largo plazo,

trabajando muy directamente con ellos, siendo muy transparentes, con contratos claros, también generando relaciones de largo plazo con ellos.

 

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *