X

Entrevistas

EL NOGAL, ES LITERALMENTE, UNA ALTERNATIVA A TODO TERRENO

“Seguramente el primer huerto que se plantó en Ñuble fue en la zona de San Fabián de Alico, el año 1998, desde esa fecha su crecimiento ha sido exponencial en la región y en el país”.
“Uno de los huertos más grande de Ñuble, tiene 218 hectáreas en un sólo paño y se encuentra en el fundo Santa Rita de Quinchamalí.”

“El ingeniero, Matías Rodríguez, creó un secador que entrega una solución efectiva a la post cosecha local, considerando las particulares dificultades de la zona”.

Y finalmente nuestras nueces pudieron entrar al mercado chino tal y como ellos las necesitaban: con cáscara. Y es que el gigante asiático tiene mano de obra abundante y barata como para darse el trabajo de pelarlas ellos mismos, por eso, no les interesaba que le enviáramos nuestro fruto como el resto del mundo si lo necesita: pelado.
Luego de cinco años de negociaciones, en enero pasado, gracias a un protocolo firmado entre ambos países, podemos exportar nueces a China con y sin cáscara.

China es el mayor productor de nueces a nivel mundial, pero así como en casi todo, también es el mayor importador o consumidor. Un porcentaje muy bajo de sus importaciones de nueces son sin cáscara, he ahí la importancia de este nuevo protocolo para acceder a un mercado de un país que compra en torno a las 100 mil toneladas anuales.

Según cifras de Chilean Walnut Commission, en nuestro país existen 40.338 hectáreas de nogales, de las cuales 17.889 ha estarían en plena producción, lo que representa un 44,3% (estos son huertos de 9 a 25 años). Pero la cifra va en aumento y con creces. La razón principal, como en la mayoría de las frutas, es que estamos en contra estación de los principales productores y consumidores, además de tener un clima óptimo para este tipo de fruto y la introducción de material genético y tecnología de punta.

La cosecha chilena de nueces el 2015 superó las 65 mil toneladas y este año se espera que alcance cerca de las 80.000, con una superficie que crece aproximadamente en 2.800 hectáreas nuevas cada año, informa Chilean Walnut .

La nuez es la semilla que alberga el fruto del nogal (Junglans regia), que se cree es originario de la antigua Persia, hoy Irán, según algunos autores; otros afirman que proviene de China. Lo claro es que viene de Asia y que llegó a Europa a través de Grecia, para extender su cultivo a Italia y a los demás países templados del viejo continente.

Existen datos que confirman su existencia desde el año 7.000 a.deC. En la época romana, la nuez era símbolo de unión matrimonial. Llamada por los romanos bellota de Júpiter he ahí su nombre científico, Juglans regia, representaba al hijo de Júpiter, el dios predilecto del Olimpo en la mitología romana.

Si bien la nuez es un fruto que llegó con los españoles a América, en Chile encontró un hábitat ideal para fructificar. Y así lo hizo. Desde la conquista nosotros tenemos nueces en nuestro país, pero el cultivo recién comenzó a domesticarse a finales de los 90 cuando California, que es la madre de la genética de la nuez, tenía harto que demostrar y contarnos sobre el fruto seco.

El ingeniero agrónomo, fruticultor y asesor de nogales, Jean Paul Joublan nos cuenta que en la época de la “fiebre del oro” en California, salían las lanchas desde Maule, con trigo y nueces para este boom californiano, había plata, pero faltaba la logística para alimentar a tanto buscador del mineral dorado. Así las nueces llegaron a California, Estado Norteamericano que desarrolló el nogal y es, en este momento, la gran fuente genética y de variedades que se cultivan en el mundo. Entonces California es el segundo productor mundial de nueces y por añadidura el primer exportador. Ellos definen el precio y han desarrollado toda la tecnología de cosecha y post cosecha del fruto, señala Joublan.

Otro país que es importante destacar es Francia, seguramente la ruta que siguió la nuez pasó por tierras galas y se quedó. Al comienzo Europa la consumió principalmente como aceite para después descubrir que el fruto seco era una gran fuente de proteínas, omega 3 entre otras propiedades.

La nuez chilena se exportaba mucho, pero su calidad era muy mala. Nuestros mercados eran Argentina y Brasil. Cuando llegó la tecnología californiana, es decir, variedades genéticamente aptas, muy productivas y de mucho mejor calidad, esto se transformó en un cultivo de exportación para países preferentemente europeos y orientales, con la calidad que ellos exigían.

Es un fruto seco de alto valor nutritivo: rico en proteínas, vitaminas del grupo B, vitamina C, oligoelementos, aceites vegetales, lecitina y ácidos grasos omega 3 (poliinsaturados). Tiene la misma cantidad de omega 3 que una palta, además de la ventaja de ser un fruto seco con el que nos podemos alimentar, guardar en pequeñas cantidades y está comprobado medicamente, explica Jean Paul Joublan, que el consumir tres nueces diarias disminuye las probabilidades de presentar algún problema cardiaco en forma importante.

En Bíobío, los primeros huertos se plantaron en San Fabián de Alico  (Juan Valenzuela) el año 98  y el otro en Angol  (Andrés del Piano). El de Angol aún existe.  Desde ahí las plantaciones no han parado y hoy tenemos en la región 3.421 hectáreas.  La variedad más plantada y casi única Chandler porque es la que quieren todos los exportadores.

 

Ñuble con excelente calidad

Chile tiene la mejor calidad mundial en nueces. Así de enfático es Joublan en su declaración  y eso es reconocido en todo el mundo. “La ventaja es que nuestra nuez es más clara” y es lo que pide el mercado mundial. En aspecto nadie nos supera y la razón se debe a nuestro clima privilegiado y porque aún estamos en una escala de productividad a nivel  intensivo más  que extensivo, en cambio los californianos, tienen más bien un cultivo extensivo, explica.

 

Ventajas de cultivar en el sur

Lo primero es partir por la plantación. Una de las grandes ventajas de este árbol es que puede ser plantado en cualquier tipo de suelo. Incluso hay muchos huertos a orillas de ríos, con muchas piedras en la tierra, hasta un 70% de pedregosidad. Pero sí hay una constante dice Joublan, es que hay menos problemas en un huerto de lado de la carretera hacia la costa que hacia la cordillera. La gran mayoría de los viveros está en la zona central, quizás el más austral es de Angol.

Se necesitan entre 204 y 416 plantas por hectárea, pero actualmente se usan 286 por el patrón de plantación 7 x 5, es decir, cada cinco metros un árbol y siete metros entre hilera.

Son árboles altos, muchos llegan a los 12 metros, pero lo ideal es tener la misma distancia de alto que de ancho. ¿Cómo se controla la altura? Con la poda, pero ojo ahí, porque al podar le damos más fuerza para crecer, la reacción natural es potenciar su crecimiento y vigor. “La única forma de frenar ese árbol es con producción, mientras más frutas tú le pides, menos crece y eso no es fácil controlar, hay que tener una muy buena polinización”, explica Jean Paul.

Acá en la zona hay dos problemas esenciales en el cultivo de nogales que no hay que desconocer. Uno es la polinización y otro, que es a nivel nacional, pero principalmente en zonas de mayor cantidad de lluvias como acá: la Peste Negra. Hay variedades que se autopolinizan como Serr, pero para Chandler esto no ocurre en todos lados. Acá en el sur el polen no coincide con la flor femenina receptiva, por eso es importante contar con algunos agentes polinizadores (Variedades como Fernette, Franquette o Cisco). La Polinización es 100% anemófila, es decir por el viento, y ocurre en octubre para la variedad Chandler.

El otro problema es la Peste Negra que es endémica del cultivo, llegó con él, viene del vivero con ella y lo que hay que hacer es controlarla. La Peste Negra es una bacteria que afecta los brotes, las hojas, pero principalmente afecta el fruto, se pone negro y no queda nada. Se controla con cobre y algunos complementos. “También estamos desarrollando bacteriófagos que son virus que atacan específicamente a algunas bacterias. Es un antibiótico natural que se extrae del terreno, ya llevamos tres temporadas de control con ese sistema y ha tenido éxito en general, pero en algunos casos ha presentado problemas, los fracasos se debieron a que nos faltaba regular bien la dosis, sobre todo por los costos que esto significa”, señala el asesor.

Una ventaja del cultivo es que el nogal es menos sensible a las heladas por dos razones: porque es un árbol, por lo tanto tiene más altura (7 a 10 m de altura) y eso disminuye el efecto adverso de las heladas en la parte baja de os terrenos; y otra, porque brota más tarde que la mayoría de las especies frutales, esto ocurre en el caso de Chandler el 5 de octubre aproximadamente. Otra gran ventaja, además de plantar en cualquier tipo de terreno es la baja cantidad de mano de obra que requiere principalmente en la cosecha, que por cierto, es un tema que complica a los agricultores. A esto se suma que se cosecha en una época donde no hay muchas labores en el campo, abril. No es un fruto perecible, frente a un posible paro, lo que si complica y baja la calidad del fruto es que la lluvia se adelante a la cosecha. Pero una vez cosechada, se puede secar y guardar por seis meses.

Punto a favor para nuestra zona, los exportadores exigen que el fruto sea claro, si el fruto tuvo mucha temperatura durante su desarrollo puede oscurecer su la nuez (semilla), por eso mientras más al sur, más clara es la nuez.

 

Raya para la suma

El costo de establecer una hectárea es 6 millones y medio hasta cosecha a los 4 años, señala Joublan. “Más o menos cuatro millones en plantación y después 2,5 millones de tres temporadas hasta tener producción para pagar costos operacionales, eso es a la cuarta hoja, que la cosecha debería dar para pagar costos operacionales”. Entonces se podría decir que hay retorno al séptimo año dependiendo de tu productividad. La productividad en zonas cercanas a Melipilla es entre 10 a 14 toneladas, donde se obtienen los mejores rendimientos excepcionales a nivel mundial. En Ñuble una buena producción es aproximadamente 7,5 toneladas por hectáreas pudiendo eventualmente llegar a 8,5, aunque los huertos de Ñuble aún son pequeños no tenemos como para arrojar un promedio.
El valor de la nuez este año bajó y mucho, los años anteriores tenía un precio entre US$ 4,5 a 5 el kilo, cuando el dólar costaba 450 pesos, ahora se espera llegar a US$ 2,5 por kilo a un valor de 650 pesos el dólar.

 

La mayor plantación en Ñuble

Gerardo Ruhe es médico veterinario, pero por esas cosas de la vida hoy administra el Fundo Santa Rita de Quinchamalí que pertenece a Inversiones Seminario Limitada.

Tienen una plantación de 218 hectáreas de nogales en un sólo paño, además de 180 hectáreas más en Villa Alegre, Séptima Región. Las plantaciones, son del año 2013, 80 hectáreas, el resto del año 2014. Este año tuvieron su primera cosecha, fue manual por ser la primera y porque esperaban una baja producción, igual duró más de un mes: desde el 1 de abril hasta el 30 de abril. La variedad es Chandler, salvo 3,5 hectáreas de Lara.

Utilizan riego tecnificado y se realiza un pulso de riego de 24 horas seguidas cada siete días aplicando en cada ocasión 86.400 litros por hectárea. A través del riego con sistema de micro aspersión, se hace la fertilización del huerto.
Las labores principales explica Ruhe son las podas, porque están criando recién los árboles y por la extensión de hectáreas, tardan tres meses en esa faena. El otro trabajo que demanda dedicación es el riego, porque hay que revisarlo en forma manual, uno por uno ya que es común que se tapen los micro aspersores. A esto se suma el control de malezas. “Este era un campo que estuvo abandonado durante años, entonces la presión de malezas es enorme”, señala Gerardo.

La próxima cosecha será mecanizada. La producción se entrega toda a la planta de Villa Alegre, allá se exporta directamente a Turquía, destino que compra el 30% de la producción nacional.
Gerardo concuerda con Joublan que una de las grandes ventajas del cultivo es la baja demanda de mano de obra. Es su huerto ocupan 19 personas.

El costo más alto es el consumo de energía eléctrica para el riego y la inversión por hectárea es de cuatro millones incluido sistema de riego.

En cuanto al retorno esperan que al cuarto año puedan sacar cuentas alegres. “Estimamos tener unos 6 mil kilos por hectárea cuando estemos en full producción, o sea, en este huerto 1.308.000 kilos”.

La zona, reconoce, tiene excelentes condiciones climáticas para el cultivo, el Río Ñuble produce un efecto de microclima, prácticamente no sufren de heladas.

 

Secadores made in Los ángeles

Matías Rodríguez (32) es Ingeniero Civil Mecánico de la Universidad de Chile quien junto a Porfirio Quintana, ambos oriundos de Los Ángeles decidieron entregar una solución a la post cosecha con la empresa Secanuts.

El año 2005, la familia de Matías desarrolló un huerto de nogales, en tiempo que el cultivo era impensado en la zona de Mulchén, 30 kms. al sur de Los Ángeles.

El proyecto comprobó el gran potencial de los nogales en el sur de Chile, pero a la vez dejó en evidencia algunas dificultades particulares de la zona, entre ellas, el secado.

Las soluciones tradicionales no servían para una zona con alta humedad relativa ambiente, las humedades de la fruta al momento de la cosecha y las bajas temperaturas. Entonces Matías, decidió estudiar el tema desde el punto de vista teórico y práctico, y realizó su tesis de magíster en el tema.

El proyecto consistió en plantear un modelo, que mediante simulación numérica permitía estimar los tiempos de ciclo de secado para diferentes condiciones. Eso, dio lugar al desarrollo de un secador prototipo, que mejora sustancialmente la eficacia y eficiencia de las soluciones tradicionales.
“Actualmente, hemos llevado lo que fue inicialmente un prototipo a un secador modular comercializable, el cual además patentamos ante INAPI”, señala Matías.

El diseño estándar es para 5.000 kgs. de capacidad de lote y el secador tiene una configuración geométrica especial, que hace que un flujo de aire caliente que atraviesa la capa de nueces acelere a medida que avanza a través de ellas. Esto permite tener un secado homogéneo en toda la capa de secado. La homogeneidad del secado es una de las constantes críticas que se le hace al proceso en general. El diseño desarrollado, por tener un flujo acelerado de aire, hace que las capas interiores de la nuez en el secado reciban aire a mayor velocidad, mejorando la tasa de transferencia de masa. Eso al final, significa un secado más homogéneo.
En cuando al posible daño en la fruta por mal control, sus últimos secadores tienen sistemas de monitoreo de temperatura redundantes (varios sensores en diferentes posiciones) lo que entrega mayor seguridad y minimiza posibilidades de sobre temperatura.

Como las condiciones de humedad y temperatura del sur de Chile son únicas en comparación con otras zonas de cultivo del nogal, el modelo de Secanuts busca en principio resolver un problema que es más evidente en nuestra zona que en climas más cálidos y secos.

El secador es básicamente una construcción modular en acero al carbono y materiales estructurales comunes, que cuenta con un dispositivo generador de calor (actualmente hay funcionando con combustión de biomasa y gas licuado) y un ventilador, que se encarga de transportar el aire caliente de secado a través de la fruta.

Las ventajas: logra un producto más homogéneo en cuanto a su secado y tiene una operación más eficiente energéticamente que modelos tradicionales.

Y el modelo comenzó a replicarse, hoy existen 16 unidades operando, las que funcionaron a plena capacidad durante la cosecha 2016. Todos están en la Provincia de Bíobío, en tres diferentes plantas de secado de los productores asociados en la alianza Nueces del Sur.

El tiempo puede variar desde 24 horas, o incluso menos, hasta 48 horas para las condiciones del sur de Chile. “En comparación con otros modelos de secadores hemos observado disminuciones de tiempo de 30%”, señala Matías Rodríguez.

Finalmente lo que interesa, el costo de secado promedio, para nuestro país está en el rango de 50 a $100 por kg, dependiendo de las condiciones locales y tipo de secador.

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *