X

Entrevistas

LA TECNOLOGÍA WEB Y MÓVIL AL SERVICIO DEL AGRO

Adaptabilidad y manejo en línea de variables que intervienen en la cadena productiva de un emprendimiento agrícola, ya sea grande, mediano o pequeño, es lo que ofrecen empresas dotadas de plataformas informáticas propias, que permiten ahorrar tiempo, y disponer minuto a minuto, de información actualizada de las acciones financieras y de las faenas que se desarrollan en los campos.

Fernando Bravo, es gerente general de la compañía de soluciones tecnológicas Primetec, con 25 años en el rubro, y una de las más importantes del país, por su consolidación en el mercado y cantidad de clientes que han contratado sus servicios. Entre ellos, Hortifrut, con 22 mil trabajadores en faena durante la temporada alta. “Partimos con 25 personas en 1994, y ahora somos diez personas. Hemos ido creciendo, pero cada vez con menos gente. Nuestro servicio es tecnología móvil y ciento por ciento web, con auto-aplicaciones, sistemas automatizados conectados con el Servicio de Impuestos Internos (SII); y los bancos, además de otras instituciones. Hoy en día, es todo electrónico, y nos permite tener hasta el 90% de la información automatizada, se cobra, se factura y se registran los datos”, explica Bravo, agregando que la mirada está siempre puesta en el terreno.

“Nos preocupamos que el dato esté concentrado dónde se produce. Tenemos sistemas móviles que permiten que el supervisor revise las planillas, o se puedan revisar en línea los productos químicos que se aplican a la cosecha, en fin,  todos los módulos están adaptados en los teléfonos  para estar dónde se produce la variable y se genera el dato. Desde ahí hacia adelante, no son más que aprobaciones, y autorizaciones (de los propietarios agrícolas), pero el dato mismo se produce en terreno”, agrega desde la Región Metropolitana, donde la está la casa matriz de Primetec.

Pero en Ñuble, también han surgido iniciativas que se han posicionado entre los agricultores de la nueva región. Con seis años en el mercado, Agroid, mantiene un sistema de gestión y control de mano de obra, además de las remuneraciones, gestión de cosecha y otras indicaciones.

“La gestión de cosecha puede ser online, es decir en tiempo real, el productor puede ir visualizando sus rendimiento por especie, variedad, sector o cuartel, cosechero, calidad, etc. Para este control disponemos de una serie de parámetros, los cuales simplifican la gestión al máximo”, explica Diego Cortés, director ejecutivo de Agroid, con presencia en cinco países.

Para controlar la cosecha, existe una app mobile, que se instala en un Smartphone básico, la cual controla y registra en forma automática la información. “También si el productor controla kilos, existe una balanza que se conecta vía bluetooth, la cual transmite el peso en forma automática. Ahora, si el productor quiere tener trazabilidad de la bandeja o bins, trabajamos con códigos QR o de lo contrario se le asigna una pulsera RFID a cada cosechero, para su identificación”, agrega Cortés.

“La gestión de la cosecha es revisada a través de tecnología para realizar conteos por códigos NCC o QR, dependiendo del tipo de faena, si es del tipo presencial, por ejemplo cuando van a trabajar la fruta lo hacemos con código NCC; o cuando  son aplicaciones donde el trabajador deja su cosecha y sigue trabajando, lo hacemos con etiqueta QR, para dejarlo identificado cuando pasan a recoger el fruto de la mata”, puntualiza Bravo en relación al mismo punto.

DESDE LOS GRANDES HASTA LOS PEQUEÑOS

“Lo que hace distinta a la industria agrícola del resto, es la masiva contratación de mano de obra y trabajadores estacionales. En ese sentido, los supervisores son los que digitan a los trabajadores. La aplicación está hecha para que ellos lleven el control más preciso de cada persona. Tenemos clientes como Hortifrut, con 22 mil trabajadores por temporada en gran parte de Chile. Es un desafío tecnológico, y cuando son empresas de esta envergadura, tenemos aplicaciones especiales pare ellos”, afirma Bravo, agregando que es el mismo producto el que se aplica a productores más pequeños.

“La diferencia es el precio. Tenemos agricultores que pagan desde 5 UF mensuales, hasta 250 UF, es ilimitado, y depende del tipo de cliente.

La tecnología es la misma, 100% web y móvil, y la verdad que lo único que varía son los números. Está orientado a que si alguien nos pide algo, se desarrolle, y le quede disponible. Pueden ser 22 mil trabajadores o cuatro”, añade Bravo.

Respecto a los beneficios para quienes contraten este tipo de servicios, Cortés entrega un listado de puntos, que van desde el control y trazabilidad; y control de labores y producción online. “Hay una reducción del costo y mayor eficiencia en la gestión administrativa. Es de rápida implementación y puesta en marcha, y además se integra fácilmente a los sistemas de la empresa. Disminuye los fraudes y errores; además de disminuir el costo empleado en la generación de pago de remuneraciones”, asegura Cortés.

A ello se suma que no se trata de tecnologías complejas de utilizar ni comprender. “Tratamos de que sean lo más similar a lo que hace el agricultor habitualmente. Por ejemplo, si miras una factura en nuestro sistema, es igual a una factura física en papel. Tratamos de sacar todo lo complejo, y dejamos cosas simples, la complejidad la vemos nosotros”, explica Bravo.

En definitiva, estos sistemas facilitan la dinámica agrícola, en la cual, los cumplimientos de pagos tienen que ser exactos y en fechas que no pueden sobrepasar lo que señalan los contratos.

“Tenemos el software de remuneraciones más simple y robusto del mercado. El productor, en un click puede generar contratos masivos, liquidaciones, finiquitos, bonos, etc”, especifica Cortés.

Lo anterior se sustenta en que la toma de datos, rendimientos, asistencia, y otras variables, son traspasadas en forma automática, sin necesidad de digitar.

Si las necesidades van creciendo, no hay dificultades mayores. Agregar más usuarios, es todo lo que se requiere. “Si un agricultor tiene diez hectáreas, con una sola licencia le basta, porque puede digitar todo con un supervisor. Si tiene 100 hectáreas, y las quiere digitar con el mismo supervisor, lo puede hacer, y paga lo mismo”, comenta el gerente de Primetec, que concentra su acciones en Maule y O’Higgins, pero también tiene presencia en la nueva Región de Ñuble, principalmente con agrícolas que producen arándanos. Más al sur, tiene clientes en Chiloé.

Otras de las cualidades de estos servicios es su tecnología desarrollada en Chile. Se adquieren algunos elementos en el extranjero, “componentes que se incrustan”, pero por una logística estratégica, el sistema es chileno. Ello permite adaptarse al cliente.

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *