X

Entrevistas

VINOS PANDOLFI PRICE:

VINOS PREMIUM FRUTO DE UN ESFUERZO EN FAMILIA

Sus vinos han sido premiados en Inglaterra, son considerados entre los mejores Chardonnay de Chile, todo un mérito para esta familia que hace poco llegó al rubro de la agricultura y comenzó a hacer vino por cosas del destino en la zona de Larqui.

Seguramente el sueño de muchos es terminar su vida profesional en un campo idílico, retirado del mundanal ruido y del ajetreo de la ciudad. Los Pandolfi Price lo concretaron, pero no se vinieron a descansar, por el contrario, se embarcaron en una nueva travesía que hasta el minuto ha dado excelentes frutos y reconocimientos a nivel internacional. El destino los llevó a hacer vinos, los Vinos Pandolfi Price, que han tenido éxito mucho más allá de nuestras fronteras. Los premios son variados y bastante importantes, entre ellos: Medalla de Oro y Regional Trophy tanto el 2014 como el 2015 en los Decanter World Wine Awards, el concurso de vinos más grande del mundo con más de 15.000 entradas por año. Y en diciembre, estarán considerados en la revista del mismo concurso, dentro de los 50 mejores vinos del año, además de estar catalogados como dentro de los 10 mejores Chardonnay de Chile por la guía de vinos Descorchados. La revista del Decanter puntó a su vino Los Patricios con 95 puntos, quedando en el grupo de los 4 mejores Chardonnay de Sudamérica. Reconocimientos no menores para una familia que recién  el año 2002 adquirió el fundo Santa Inés en la zona de Larqui. Son dos líneas de vinos: Los Patricios, en honor al suegro de Enzo Pandolfi, y Larkün palabra mapuche que significa “demoledor”, haciendo alusión al río Larqui.

Enzo Pandolfi, pediatra y Gillian Price, enfermera, compraron en noviembre del año 2002, luego de dos años de tira y afloje, un campo de 160 hectáreas regado por el rio Larqui, tierra que tenía plantado cerca de 30 hectáreas de Chardonnay con 10 años de producción. Era el sueño de ambos. El padre de Gillian era agricultor de la zona de Hualpencillo en Concepción. Y si bien Enzo no provenía del mundo agrícola, siempre le llamó la atención el campo, por eso buscaron un lugar para pasar los años de jubilación que se avecinaban.

A pesar de que en el campo había mucho potencial, no estaba en las mejores condiciones, su antiguo dueño vivía en Santiago y los administradores que tenían, no eran los más idóneos. ¿Qué hicieron los Pandolfi? Algo sensato. Continuaron vendiendo su uva a una viña que compraba desde hace tiempo la producción del campo y mientras tanto, como no sabían de agricultura, buscaron ayuda profesional y se asesoraron como corresponde.

Enzo le tomó el gusto al rubro y lo encontró fascinante. Tuvieron buenos años de venta de uva,  lograron sacar una fruta de gran calidad, siendo catalogada como Premium. Así pudieron invertir más en el campo, arreglaron la casa, se mejoró el manejo de la viña, pero había que hacer algo con el resto de tierra sin cultivar.

Empezó con el cultivo tradicional sin mucho éxito: trigo o avena. Ganaban, al otro año perdían lo ganado. Integraron un Profo de cebolla orgánicas, exportaron melones Galia a Inglaterra, que es un hibrido entre el melón tuna y  calameño que tiene alta resistencia. Mucha mano de obra y cero ganancia.

Algunos asesores de riego le recomendaron poner pivotes y botar los árboles del fundo. Por ningún motivo, dijo Enzo. Entonces se sumó al proyecto su hijo Enzo Pandolfi Price (32), ingeniero civil químico y la asesoría del enólogo, Francisco Massoc.

EMPIEZA LA PRODUCCIÓN DE VINO

El 2007 Enzo padre hizo su primer vino “a la pinta mía no más y me salió bastante bueno”. Al año siguiente se plantearon, junto al enólogo, un proyecto a cinco años plazo con el fin de evaluar, hacer vino y ver qué resultaba. Tenían un antecedente: los choferes de las viñas que venían a buscar la uva, les comentaban que su fruta siempre se veía de muy buena calidad, en excelente estado sanitario y que marcaba la diferencia con otras de la zona.

“Ya el 2009 analizamos todas la opciones de la tierra: hicimos calicata, vimos el vigor de la viña, cómo se expresaba la fruta y trabajamos la  viticultura de manera diferenciada en las parcelas que seleccionamos. En la cosecha 2010, llegamos al vino de la calidad que nos gustó, que fue el vino que empezamos a comercializar el año 2012: Los Patricios, el primer vino que sacamos en producción cuyo nombre se debe a mi abuelo” explica Enzo hijo.

Luego de un estudio de Terroir realizado con el enólogo Pedro Parra, llegaron a la conclusión de que su campo tenía un gran potencial para obtener uva de primera calidad por lo que decidieron plantar nuevos viñedos.

“Cuando empiezas a manejar los viñedos, comienzas a entender lo que es el terroir, concepto que puede ser medio esotérico para algunas personas, pero creo que el vino y la uva es el único cultivo que permiten capturar el lugar donde están y expresarlo a través del vino y es  nuestro vino el que nos permite capturar la belleza de este lugar”, señala Enzo hijo.

El terroir es el conjunto de cuatro variables con infinitas combinaciones y si tú lo trabajas bien, explica Enzo, el vino tendrá una particularidad única: tiene un hombre, una planta, un clima y un suelo. Y si cambia cualquiera de estas variables, cambia el resultado. Incluso la bodega donde se guarda afecta el resultado final. “Entonces si tú trabajas la uva y el vino con eso en mente, si o si vas a tener un producto único”, explica Enzo.

El resultado de este estudio se tradujo en una plantación de Pinot Noir, Syrah, Sauvignon Blanc y  un poco de Riesling. Debido a que son las variedades que mejor se adaptarían a la condiciones de suelo y clima del campo.

“El foco  que le estamos dando a la viña es una uva de alta calidad que tenga la capacidad de reflejar el terroir y se plantó en alta densidad pensando en no reventar las plantar, tener viñedos por 50 o 100 años más que estén sanos. Porque parte importante de la vida de un viñedo está en tener plantas de buena calidad y darles el manejo adecuado”  indica Enzo Pandolfi Price.

Las plantaciones de Chardonnay que tienen no se riegan, el sistema de riego se había levantado el año 1997, antes de que ellos llegaran al fundo Santa Inés. La razón es que el suelo tiene la capacidad de retener cantidades ideales de humedad, y eso, explica Enzo padre, le una condición de calidad porque Chardonnay de secano hay pocos en Chile, hay mucho cepa País, pero casi nada de Chardonnay “Y  el hecho  de que sea de secano, permite que cada año se muestre tal cual como es, amplificando el concepto del terroir. Todos los vinos tienen una base en común, una consistencia, una calidad, pero el vino varía y eso es porque un año llovió más o llovió menos, o hizo más frío o menos. Y el hecho de no regar acota el rendimiento y lleva a las raíces de la planta a profundizar más en el suelo, así la vid está más compenetrada con el suelo y muchísimo más equilibrada y eso se siente en el vino” agrega Enzo.

LOS PATRICIOS Y LARKÜN

El rendimiento es de aproximadamente  7.000 kilos por hectárea. Vinifican un 10% de su producción. Este año sacaron 330 toneladas y dejaron para producción propia 12. El resto lo venden a la viña Concha y Toro,  viña Errázuriz, Viña Montes, Viña Clos de Fous entre otros.

Producen dos líneas de vinos, Los Patricios que es un vino de producción  “tradicional” porque es fermentado durante dos años en barrica. El enólogo que los asesora, Francisco Massoc, estudió enología en Dijon, Borgoña por lo que su estilo de  vinificación muy borgoñes donde se prensa el jugo y se envía a la barricas a esperar su tiempo, con la menor intervención posible.

Larkün, por su parte, es un vino de estilo más “moderno” que no pasa por madera, se hace en estanques de acero inoxidable. Larkün palabra mapuche que es la raíz de Larqui, río que riega  estas tierras y deslinda por el sur con el fundo. Las dos líneas tiene sentido de reflejar el origen: uno de la familia con el  nombre del abuelo materno y el otro, por el lugar, donde están las viñas.

Hoy  cuentan con Chardonnay y Pinot Noir en Los Patricios, y el próximo año sumarán al Larkün Chardonnay , un Larkün  de cepa Syrah.

Es un vino acotado. Producen 6.000 botellas al año, que para la industria es nada y su valor comercial está  entre los 12.000 y 13.000 pesos Los Patricios y 7.000 a 9.000 el  Larkün.

LOS PREMIOS

“La primera vez que mostramos el vino a la prensa, fue el año 2012 para la guía del Descorchados 2013 y  sacamos  93 puntos con Los Patricios 2010, lo que lo posicionó  entre los 10 mejores Chardonnay de Chile”, cuenta Enzo hijo.

Después siguieron repitiendo el 2014 y 2015  su participación con muy buenos puntajes y críticas.  El 2015, la línea Larkün estuvo entre los mejores vino del Valle del Itata, también como dentro de lo mejor en relación precio calidad de Chile. Los Patricios, por su parte,  fue reconocido  entre los mejores Chardonnay de Chile y uno de los mejores del Itata.

El año 2014, traspasaron las fronteras y enviaron una muestra del vino al Decanter, que es un concurso muy reputado, el más grande del mundo, donde llegan 15.200 vinos más o menos y ahí Los  Patricios 2010 obtuvo el Regional Trophy que es el mejor vino de su segmento y de variedad dentro de la región que se degusta y la región considera todo Sudamérica, excepto Argentina.

En esa ocasión obtuvieron medalla de oro y después, en la degustación, siempre a ciegas, fue reconocido como el mejor de los oros en esta categoría, entrando al grupo de los mejores 150 vinos del concurso.

Al año siguiente obtuvieron la misma premiación dentro de la categoría de vinos, esta vez sobre 15 libras esterlinas, unos 16.000 pesos aproximadamente. Obtener dos años seguidos el mismo premio, habla muy bien de la consistencia de estos.

En febrero de este año, Jacis Robinson,  una británica considerada una gran referencia en Europa, degustó cerca de 200 vinos chilenos dentro de ellos Los Patricios  2011  y quedó catalogados como los mejores de Chile.

VENTA EN EL EXTRANJERO

Los vinos comenzaron a venderse a nivel nacional en un comienzo. En Concepción se encuentran en la Cava del Pescador y en Bordeaux Gourmet, ambas  tiendas especializadas. En Santiago se están en algunos restaurant, entre ellos el del Boragó, el mejor restaurant de Chile y uno de los 50 mejores restaurant del planeta. “El vino no  es un vino simple, ni comercial,  para que se pueda degustar bien, tiene que ser bien servido y acompañado, por eso no puede ser vendido en cualquier lugar”, explica Pandolfi Price.

Desde el año pasado están exportando a Inglaterra, su principal mercado hasta el momento y este año llegaron a Estados Unidos.  Ahora, Enzo hijo viene de una gira por Europa, fueron invitados junto a un grupo de viñateros de la zona,  a una feria en Dijon, Borgoña, zona donde se hacen  los mejores Chardonnay  y Pinot Noir del mundo. “En la feria se hace un pabellón especial para vinos y hay un invitado de honor de la feria y  esta vez fue Chile, y los padrinos fueron Francisco Massoc y Pedro Parra, la idea fue para mostrar  las nueva cara del vino chileno, con proyectos más chicos, con vinos de muy alta calidad en su gran mayoría.”, cuenta.

 LAS BONDADES DEL VALLE

¿Les ha beneficiado ser parte del Valle del Itata? Por supuesto, el Itata tiene muy buenas condiciones para hacer muy buenos vinos, entonces el estar  ubicados acá  ya es un beneficio per se, a pesar de que el valle ha sido mirado en menos por muchos años, hoy varios le están llamando la tierra prometida del vino chileno….

One Comment

  1. carlos borquez ricci
    Posted on 18 noviembre, 2017 at 2:09 pm

    Hola Buenas tardes
    Soy vecino suyo desde que compre a los Srs. Muñoz .
    Conlindo con Uds. por el oriente
    Tengo un retazo de 3 hás que deslinda con Uds. por el oriente y rio larqui por el sur .
    En ese pedazo existe un porton en su propiedad que impide el paso a dicha retazo.
    Mi celular es el 991008487 .
    Podriamos desplazar el porton mas al poniente ?
    Y asi acceder al retazo.
    O en su defecto Uds. me venden o yo les vendo a Uds. , en todo caso me interesaria conversar con Uds.
    Su vecino Juan Carlos Oyarzun se que vende pero a 10 la há. al barrer.
    Saludos.

Leave a reply

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *